Para una mejor experiencia, use en vertical




HISTORIA



Historia de Frutillar

La “Villa de Frutillar” fue fundada el 23 de noviembre de 1856 por disposición del presidente de la república Don Manuel Montt, con respaldo del Ministro Antonio Varas. El paraíso que nos ocupa tiene condiciones especiales, tanto por la tranquilidad del lugar cuanto por la intensidad de sus con trastes visuales. La pureza del aire se refleja en la nitidez con que se pueden apreciar la inmensidad de colores y formas en todas las estaciones del año, ya sea en el día o en la noche.

Cuenta la tradición que la palabra Frutillar viene de la gran cantidad de fresas silvestres que se encontraban repartidas por todos lados en los bosques y praderas de esta localidad.

Colonización

El lago Llanquihue, que había sido explorado en su tiempo por los conquistadores españoles, cayó en el olvido desde la época en que los araucanos conquistaron ese territorio en el siglo XVII. Incluso lo señalaban en sus mapas como laguna Llanquihue, restándole importancia y tamaño. Sin embargo, en 1797 los españoles tomaron posesión del lago, pero no se atrevieron a penetrar en sus regiones, por temor a las fábulas transmitidas de generación en generación por los indios.

A mediados del siglo XIX, una vez afianzados como República independiente de la monarquía española, el gobierno de Chile inició los esfuerzos necesarios para colonizar la Patagonia chilena, desde Valdivia al sur. Para esta tarea contactó, entre otros, al destacado naturalista alemán Bernardo E. Philippi